• Inicio
  • Noticias
  • El plan de mantenimiento preventivo: preguntas y respuestas

El plan de mantenimiento preventivo: preguntas y respuestas

• Las tareas de mantenimiento preventivo permiten mantener altos niveles de eficiencia en producción y minimizan los paros no planificados.

• Las acciones de mantenimiento pueden ser diarias, semanales, mensuales y anuales, e incluyen tanto la limpieza de la máquina, como la correcta lubricación de los elementos que lo requieran y la sustitución de las piezas de desgaste.


¿Qué es el plan de mantenimiento preventivo y por qué es importante?

El plan de mantenimiento preventivo consiste en un conjunto de acciones de mantenimiento de los equipos cuya finalidad es asegurar que las máquinas trabajan en óptimas condiciones en todo momento. “Y es que, a diferencia del mantenimiento correctivo, que consiste en reparar una falla en el equipo en el momento en que esta se produce, el mantenimiento preventivo permite mantener altos niveles de eficiencia en producción garantizados por Mespack y evitar los paros no planificados”, explica Oscar Ortega, Director de After Sales de Mespack.

¿Qué acciones recoge?

Las principales acciones de mantenimiento preventivo son, enumera Ortega, “la limpieza de la máquina, que evita la acumulación de polvo y/o de producto en los elementos del equipo; la correcta lubricación de los elementos que lo requieran, que asegura que la fricción no afecta al funcionamiento del mecanismo en cuestión; y la sustitución de las piezas de desgaste, que evita que los mecanismos tengan juego y esto afecte a los ajustes de la máquina”.

¿Con qué periodicidad deben realizarse?

Hay acciones de mantenimiento diarias, semanales, mensuales y anuales. En el caso de Mespack, cada equipo cuenta con un manual en el que se detallan las acciones de mantenimiento preventivo necesarias en función de las horas de funcionamiento de la máquina. “El objetivo”, justifica Ortega, “es que cada cliente pueda diseñar su plan de mantenimiento preventivo según las horas de trabajo, y la de poder planificar los paros de producción y la adquisición de recambios originales para efectuar estas acciones”.

¿Quién debe llevarlas a cabo?

Las tareas de mantenimiento preventivo siempre deben realizarlas profesionales cualificados. “Mespack ofrece una formación durante el periodo de puesta en marcha (SAT) del equipo en casa del cliente, enfocada a las principales labores diarias o semanales, como son la limpieza y la lubricación de la máquina”, recuerda el Director de After Sales de la compañía.

Las tareas de sustitución de piezas de desgaste requieren un grado superior de formación, puesto que muchas veces su sustitución va acompañada de la revisión de ajustes de la máquina. “Por ello, en caso de no disponer de personal debidamente capacitado, nosotros recomendamos contratar los servicios de un técnico SAT para realizar estas labores, pudiendo al mismo tiempo formar al personal técnico a cargo de la máquina en la fábrica del cliente”, añade.

Mespack ofrece una formación durante el periodo de puesta en marcha (SAT) del equipo en casa del cliente, enfocada a las principales labores diarias o semanales

Asimismo, Mespack recomienda valorar que el mantenimiento anual se realice con el soporte de un técnico SAT de Mespack, ya que su presencia tendrá un valor añadido al de las tareas propias de mantenimiento (revisará los ajustes, perfeccionándolos si es necesario; actualizará y/o reforzará la formación a los operarios, pudiendo formar al nuevo personal; solucionará dudas; y auditará el estado de la máquina, pudiendo recomendar acciones futuras, así como actualizaciones).