Máquinas intermitentes vs. contínuas

• Diseñadas principalmente para el llenado de líquidos, las máquinas HFFS continuas, al estar el sobre en un constante movimiento, ofrecen una producción de hasta un 60% más que las máquinas de envasado HFFS intermitentes, permitiendo una velocidad de la línea más alta.

• Las máquinas intermitentes, aparte de poder llenar sobres con productos líquidos, facilitan el llenado de productos sólidos y pueden aplicar, además de tapón esquina o frontal, tapón superior.


Cada día, varios millones de sobres – 4 soldaduras, stick pack, stand-up pouch y otros envases flexibles – son llenados gracias a las máquinas envasadoras de Mespack. Con más de 1.700 equipos en servicio en todo el mundo, la compañía del Grupo Duravant cuenta con un amplio catálogo de soluciones de envasado flexible dividido en dos grandes grupos: “Por un lado, disponemos de una extensa gama de máquinas horizontales, que pueden partir de bobina o de sobre pre confeccionado y que, a su vez, pueden ser de llenado continuo o intermitente; y, por el otro, de una completa gama de máquinas verticales multipistas para sobre stick pack o sobre plano, todas intermitentes”, explica Santi Alberich, Director de Marketing de Mespack.


Sobres en movimiento continuo

Diseñadas principalmente para el llenado de líquidos y formatos grandes (desde 750ml a 3l), las máquinas continuas, independientemente de si forman el sobre a partir de bobina (como es el caso de las HCM-Series) o parten de sobres preconfeccionados (SCM-Series), presentan la particularidad de combinar un desbobinado continuo, una formación intermitente y un llenado continuo. Esto último, continúa Alberich, permite aumentar la velocidad de producción del equipo, logrando una capacidad de producción mucho más alta (hasta un 60% más): “Al estar el sobre en un movimiento continuo, el dosificador se mueve junto con éste, de manera que evitamos que al llenar el producto líquido se genere una ola por las inercias que provoca las máquinas con movimiento intermitente (arranca – para, arranca – para), de manera que podemos llenar más rápido y con un sellado del sobre perfecto porque no hay riesgo de contaminación de la zona de soldadura.”
Además, estas máquinas permiten un cambio de formato automático completo, tanto en la zona de formación, como en la zona de llenado, lo que reduce el cambio de formato a pocos minutos y con poca intervención por parte del operario (“los cambios de soldadores o matrices de corte, por ejemplo, sí deben realizarse manualmente”, puntualiza el Director de Marketing de la compañía).
Mespack está trabajando para mejorar su solución de equipos de envasado HFFS continuos para llenar productos sólidos.

Tanto las máquinas de envasado horizontal continuas como las intermitentes ofrecen la misma calidad de acabado del sobre
El sobre avanza paso a paso

Por su parte, las máquinas discontinuas, ya sean horizontales (H-Series, SC-Series) o verticales (MS-Series, ML-Series), realizan los distintos procesos de manera intermitente (a excepción del desbobinado, que también es continuo a partir de la H-150). En palabras de Alberich, esto las convierte en perfectas para trabajar también con cualquier tipo de producto aparte de líquidos -productos en polvo, granulados o en pastillas- “pues podemos ir más rápido que con los productos líquidos, ya que el movimiento intermitente de la máquina no afecta al comportamiento del producto dentro del sobre.”
Las máquinas intermitentes también ofrecen distintos niveles de cambio de formato rápido, si bien la intervención que requieren del operario es algo mayor que en las máquinas continuas.
Finalmente, otra diferencia (además de la inversión necesaria) respecto de las máquinas continuas es que las intermitentes, además de aplicar tapón esquina o frontal, también pueden aplicar tapón superior. Ambos tipos de equipos, eso sí, ofrecen la misma calidad de acabado del sobre, tal y como asegura el Director de Marketing de Mespack.