• Inicio
  • Noticias
  • Mespack ya ha empezado a adaptar su base instalada para fabricar con la nueva generación de plásticos sostenibles

Mespack ya ha empezado a adaptar su base instalada para fabricar con la nueva generación de plásticos sostenibles

• La compañía del Grupo Duravant trabaja desde hace un par de años con sus key accounts en soluciones para que su parque de máquinas pueda operar con envases reciclables y está creando nuevos equipos aptos para fabricar con estos nuevos materiales.

• Mespack también colabora estrechamente con los grandes productores y proveedores de film para desarrollar conjuntamente nuevos films compostables.


Hoy en día, la industria del packaging flexible utiliza para la fabricación de sus envases una serie de materiales comunes como PET, PP, PE, OPA, aluminio, papel, etc., todos con diferentes propiedades. El PET, o poliéster, por ejemplo, presenta una alta resistencia al desgaste y la corrosión y actúa como excelente barrera frente a CO2, O2 y humedad, por lo que es muy utilizado para el envasado de productos alimentarios. El PP, o polipropileno, por su parte, también tiene un amplio uso en el ámbito del embalaje (rígido) alimentario por su excelente capacidad de protección y garantía de higiene. Y en cuanto al PE, o polietileno, el más utilizado en embalaje flexible, se caracteriza por su versatilidad, su excelente sellabilidad y, también, por tener un coste más reducido.
Todos estos materiales, si bien son reciclables por separado, cuando se mezclan para fabricar los materiales de envasado, requieren determinadas condiciones para poder reciclarlos. Para que laminado que contiene materiales que no son reciclables juntos lo sea, se debe simplificar eliminando la variedad no reciclable. Por eso, y con la vista puesta en reducir cada vez más su huella de carbono y luchar contra la acumulación de residuos plásticos de un solo uso, la industria del envasado flexible está trabajando paralelamente en la producción de nuevos materiales sostenibles a partir de elementos reciclados (lo que se conoce como PCR) o de origen biológico. “El PE suele tener origen mineral, pero también existe ya en el mercado PE de base biológica a partir de caña de azúcar de origen responsable para aplicaciones en productos frescos, panadería, café y lácteos”, especifica Santi Alberich, Director de Marketing de Mespack. “Y, también, envases 100% compostables, idóneos para aplicaciones en las que los residuos de alimentos se compostan junto con los envases, como en el caso de los productos frescos y la panadería”, añade.

Los envases generados a partir de plástico reciclado, de base biológica y/o 100% compostables contribuyen a reducir la huella de carbono de la industria del embalaje flexible

Machines adapted for the future

Para operar con todos estos nuevos materiales reciclables y/o compostables, la compañía del Grupo Duravant lleva trabajando ya desde hace un par de años con clientes como Unilever, P&G y Nestlé, entre otros, en encontrar soluciones para adaptar su parque de máquinas instaladas. Asimismo, Mespack está creando nuevos equipos que ya serán totalmente aptos para operar de forma óptima con ellos. “Desde hace muchos meses, estamos realizando pruebas con nuevos films, tanto en las fábricas de nuestros clientes como en nuestras instalaciones”, confirma Alberich. “Y todo ello”, asegura el Director de Marketing de la compañía, “tratando de mantener los mismos estándares de calidad y eficiencia que hemos garantizado hasta día de hoy con los materiales tradicionales”.
Aparte, Mespack también colabora con proveedores de film, ayudando a crear nuevos films y probarlos en las máquinas. “Trabajamos tanto con film reciclado como con film compostable, que, a día de hoy, todavía no tiene gran cabida en el mercado, pero creemos que es el futuro”, concluye.